Como Funcionan Los Geles Energeticos Para Corredores

Nuestro cuerpo y el combustible

Nuestro cuerpo utiliza dos fuentes principales de combustible para alimentar nuestros músculos mientras corremos: grasa y carbohidratos.


La grasa es un recurso sumamente abundante en nuestro cuerpo, pero para convertirlo en energía utilizable, requiere de procesos mas lentos que los carbohidratos y por ello no suele ser efectivo cuando corremos a altas velocidades.

Por ello, cuando corremos rápido, nuestro cuerpo utiliza principalmente la otra fuente de energía, los carbohidratos almacenados en forma de glucógeno en nuestros músculos e higado.


El problema del glucógeno, es que existe un límite de reservas disponibles para ser utilizada cuando corremos; los depósitos de glucógeno pueden suministrarnos energía para aproximadamente 90 minutos de actividad física moderada/intensa.


Si estas reservas de glucógeno se agotan, nos encontraremos con el famoso “muro” (o pared) y chocaremos contra ella. Básicamente el agotamiento y el malestar será tan grande que no podrás seguir corriendo.


Los geles energéticos, están diseñados para intentar rellenar o evitar que se vacíen estas reservas de glucógeno que tenemos en nuestro cuerpo y por ello son muy utilizados por los corredores de fondo.

Aunque muchos corredores creen que la energía que nos suministran los geles puede ser utilizada al instante, esto no es así.


Para que los carbohidratos que consumimos (como los geles) se conviertan en glucógeno, nuestro cuerpo debe realizar una serie de procesos que no son instantáneos.


Para que el glucógeno llegue a los músculos, primero debe ser digerido, atravesar la pared intestinal y luego ser absorbido por los músculos; y esto lleva tiempo.


Asimismo, cuando el estrés al que está sometido nuestro cuerpo es elevado (como cuando corremos un maratón o hacemos un fondo importante), estos procesos pueden llegar a tomar mucho mas tiempo del normal y por ello los geles no nos entregan la energía inmediata que necesitamos en nuestros músculos.

Afortunadamente, aunque los geles necesitan mas tiempo para llegar a nuestros músculos, el efecto que pueden tener en nuestra sensación de agotamiento puede ser mas rápido.


Los geles tienen un importante efecto en nuestro cerebro al lograr una mayor circulación de glucosa en nuestra torrente sanguíneo y de esta manera lograra “despertarnos” (la glucosa es el combustible para que nuestro cerebro pueda funcionar adecuadamente).


En consecuencia, los geles energéticos son útiles para reponer nuestras reservas de glucógeno muscular, brindar combustible a nuestro cerebro y evitar chocar con la pared, pero necesitan de tiempo para lograr cumplir con su objetivo.


Por ello, la clave para lograr una mayor efectividad del uso de geles energéticos cuando corremos largas distancias, es comenzar a utilizarlos cuando nuestro cuerpo aún se encuentra en condiciones de realizar los procesos necesarios para lograr que lleguen a nuestro torrente sanguíneo y de ahí a nuestros músculos y cerebro.


De otro modo, tomar un gel energético, cuando ya sientes un agotamiento avanzado, de poco te servirá y ya estarás condenado a chocar con el muro.



1.- ENTRENAMIENTOS

La primer regla de oro para usar geles energéticos, probablemente sea la mas violada por la mayoría de los corredores principiantes, nunca uses ningún suplemento sin haberlo probado antes en tus entrenamientos.

Los geles energéticos pueden ser de gran ayudar para las carreras largas, pero también pueden generar molestias estomacales en muchos corredores sensibles.


Por ello, utiliza los entrenamientos para probar los geles energéticos que utilizarás el día de la carrera.

Afortunadamente existen muchas marcas y sabores para probar, por lo que si uno te genera molestias no te rindas y prueba otro en otro entrenamiento (no pruebes mas de uno por entrenamiento).


Te recomendamos que las pruebas las realices en algún entrenamiento de simulación, ya que allí recrearás algunas de las condiciones a las que te someterás al competir.


Recuerda, en muchos eventos deportivos (antes y durante) se entregan alimentos, bebidas deportivas y hasta geles, no caigas en la tentación de consumirlos sin haberlos probado.


2.- NUNCA EN DISTANCIAS CORTAS

El glucógeno almacenado en nuestros músculos es agotado aproximadamente después de 90 minutos de correr a un ritmo elevado por lo que reponer hidratos de carbono antes de ese tiempo resulta innecesario para la mayoría de los corredores.


Utilizar los geles energéticos en carreras o entrenamientos cortos, es un gran error ya que poco sentido tiene consumir energía extra cuando la que tienes en tu cuerpo alcanza.


Por ello, recuerda evitar el consumo de geles energéticos en carreras cortas, donde se ha demostrado que realizar enjuagues en tu boca con carbohidratos puede ser una técnica muy efectiva y que te asegura no tener molestias estomacales y evita consumir calorías innecesarias.


3.- SIEMPRE CON AGUA

Los geles energéticos siempre tienen que ser consumidos acompañados de agua y nunca deben ser consumidos sin ningún acompañamiento líquido.


Sin agua, los geles energéticos tardarán mas tiempo en ser digeridos y entrar en el torrente sanguíneo.

Ademas, en etapas avanzadas de una carrera donde el agotamiento físico y mental es elevado, el sabor extremadamente concentrado de los geles puede hacer realmente difícil que lo puedas tragar.


No cometas el error de consumirlos junto con bebidas deportivas, ya que disminuirás su tasa de absorción, correrás el riesgo de ingerir demasiados hidratos de carbono que no podrán ser aprovechados por tu cuerpo y aumentarán las chances de sufrir molestias estomacales.


4.- ABSORCIÓN

Aunque los geles energéticos proveen de energía rápida, eso no significa que sea energía inmediata.

Al igual que cualquier alimento o líquido que consumimos, los geles energéticos necesitan ser digeridoa antes de pasar al torrente sanguíneo y poder empezar a ser utilizado.


Cada corredor absorbe y procesa los carbohidratos a un ritmo diferente, algunos pueden sentir el efecto a los 5 minutos, mientras que otros pueden tardar hasta 15 minutos.


Esta variación en la tasa de absorción tiene que ver con el grado de eficiencia del estómago en la digestión de los hidratos de carbono y el tipo de carbohidratos con el que esté hecho el gel.


Es importante de destacar, que cuanto mayor sea el estrés al que sometas a tu cuerpo mientras corres (como cuando corres a elevadas velocidades), tu estómago tenderá a disminuir su efectividad para procesar los alimentos.


5.- NO CONSUMAS UNO TRAS OTRO

Tu cuerpo tiene la habilidad de absorber una limitada cantidad de carbohidratos, por lo que consumir mas de un gel a la vez no mejorará tu rendimiento.


Teniendo en cuenta ello, consume un gel y permite que tu cuerpo lo digiera, procese y absorba; para ello se suele recomendar no menos de 40/50 minutos entre cada gel.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - Black Circle
  • Negro del icono de Instagram

© 2023 by T-MARKET. Proudly created with Wix.com

iPhone6Carrier_BlogPost_1000x500
19103923_4322
article-1170253-03FCCDE5000005DC-278_634x411
30459698.n0slu6dfce
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now