Los errores más comunes del corredor



1. No seguir un plan de entrenamiento.

Si de verdad quieres involucrarte en el deporte y ser constante, organiza tu semana con un plan de entrenamiento. Éste debe contener al menos dos días de recuperación, un día para hacer una tirada larga, dos rodajes suaves y un día de carga intensa a través de series, intervalos o cambios de ritmo. Si por lo contrario, tus carreras son largas y sin cambios de intensidad, tu cuerpo se acabará acostumbrando y no obtendrás buenos resultados.


Moraleja: objetivos realistas y planes asequibles si realmente eres principiante. Esta es mi recomendación para el primer mes para aquellos que no hayan hecho deporte en el último año y quieran empezar a correr.


2. No complementar la carrera con trabajos de fortalecimiento.

Este es un error muy común tanto en corredores novatos como en profesionales. No dedicar tiempo a fortalecer los músculos implica un mayor riesgo de lesión, y un menor rendimiento en la carrera. Realiza ejercicios de fuerza con una carga poco elevada que te resulte exigente en cuádriceps, abductores, gemelos, sóleos, glúteos, espalda y tronco.


3. Uso de calzado inadecuado.

Afortunadamente ya la mayoría de los corredores cuando se inician se compran unas zapatillas de correr. La época en que los chicos que empezaban corrían con las zapatillas de fútbol sala y las chicas con las de aeróbic ya ha quedado atrás. Ahora los errores vienen de no conocer su tipo de pisada (saber si eres pronador es importante para comprar unas zapatillas con elementos de estabilidad que te ayuden a corregir la pronación) y, sobre todo, de comprar zapatillas demasiado ligeras. La prioridad, sobre todo si pesas más de 80 kilos, es tener zapatillas con buena amortiguación y que tenga profundas ranuras de flexión para favorecer la absorción del impacto e impulsar mejor en el despegue.

Recuerda no abusar de las zapatillas. No les hagas más de 700 km. Aunque por fuera parezcan nuevas, seguro que por dentro ya han perdido parte de sus propiedades, sobre todo de amortiguación. ¡Y nunca estrenes zapatillas corriendo si quieres evitar el riesgo de ampollas! Úsalas primero un par de días para caminar un par de horas.


4. Correr todos los días y no realizar descansos.

El descanso es una parte fundamental del entrenamiento y resulta decisivo. Si no dejas a tu cuerpo el tiempo necesario para asimilar lo que ha corrido, no mejorará. Si te sigues notando con energía puedes probar a realizar otro tipo de deporte.


5. No estirar antes y después de cada entrenamiento.

Para qué nos vamos a engañar. Todos sabemos la importancia que tienen para evitar lesiones, pero entre que un día tienes prisa y el otro te quedas charlando con un amigo, al final una buena sesión de estiramientos la hacen cuatro. Realmente son 10 minutos. Basta con que te concentres en estirar cuádriceps, isquiotibiales (clave porque se acortan con la carrera), gemelos (la cadena posterior de la pierna se sobrecarga mucho tras un running de más de media hora) y piramidal (ese pequeño músculo en la zona glúteo que tanta guerra da a los corredores).
Basta con mantener la posición del estiramiento durante 20 segundos, sin hacer nunca rebotes, y en el punto en el que sientes tensión, pero nunca dolor.

6. Ser poco realista.

Mantén tu motivación activa en todo momento fijándote objetivos y metas. Debes ser realista para no llevarte decepciones. Adáptalos a tus condiciones y características y vete modificándolos según vayas notando mejoría.


7. No cuidar otros aspectos.

Como ya sabes, el deporte aporta muchos beneficios siempre y cuando lo combines con unos hábitos de vida saludables. Cuida tu alimentación sin llegar a obsesionarte. Llevando una dieta variada y natural notarás rápidamente unos buenos resultados.


Ahora que ya conoces todo lo que tienes que intentar evitar, ponlo en práctica antes de volver a empezar a correr si quieres superar esa fase de parón en la que te encuentras. Recuerda que el deporte puede producir el efecto contrario si no se realiza correctamente y más aún si no se hace bajo la supervisión de un experto. Corrige poco a poco los malos hábitos y confía en ti mismo: llevar una vida sana y saludable está al alcance de todos.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - Black Circle
  • Negro del icono de Instagram

© 2023 by T-MARKET. Proudly created with Wix.com

iPhone6Carrier_BlogPost_1000x500
19103923_4322
article-1170253-03FCCDE5000005DC-278_634x411
30459698.n0slu6dfce
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now