Chi Running

Está inspirado en el Tai Chi, un arte marcial chino que trata de generar energía vital (el llamado chi) y hacer que fluya por todo el cuerpo. Sus practicantes tienen como objetivo formar a tu cuerpo para permanecer concentrados y tranquilos, así el movimiento es más eficiente y enérgico. Concentrado, conseguirá trabajar su centro de gravedad, mantener una postura hacia adelante, relajar los miembros y realizar un mayor número de pasos por minuto, mucho más ligeros, aterrizando con la parte media del pie. Si te fijas en cómo corres (técnica de carrera), tu estrés en el cuerpo se reducirá, así que tendrás menos lesiones, serás más rápido y correrás mejor y más relajado.




¿En que consiste?


Básicamente, el Chi Running consiste en sustituir el sufrimiento que se padece al correr en satisfacción y bienestar. El proceso de aprendizaje no es fácil, se trata de pulir la técnica de carrera, aprender a posicionar hacia delante, relajar la parte superior del cuerpo, coordinar las zancadas con los pitidos de un metrónomo (para aumentar la cadencia alrededor de 170-180 pasos por minuto), etc.


En definitiva, el Chi running se centra en la integración entre cuerpo y mente para mejorar la satisfacción al correr pero, como decirlo es bastante fácil (y hacerlo no tanto), vamos a darte algunos consejos prácticos para poder llevar a la práctica esta peculiar forma de correr:


Cuerpo


Incide en la técnica de carrera, marca correctamente los ritmos de respiración (toma el máximo oxígeno posible en cada inhalación) y mantén una buena postura corporal en todo momento.


Inclínate hacia delante, dejando que la gravedad se ocupe del resto. Debes dar pasos cortos y siempre por debajo de tu centro de gravedad, tu objetivo consiste en correr de forma armoniosa empleando el mínimo gasto energético. Por otra parte, debes relajar los músculos de tu cuerpo y evitar cualquier tensión innecesaria. Por ejemplo, es muy habitual correr con los hombros tensionados.


Si posees los músculos cargados, estíralos consecuentemente y realiza ejercicios de movilidad articular antes de correr.



Mente


Entrenar la mente es importantísimo para poder entrenar el cuerpo con efectividad.

Mientras estés corriendo, mantén tu mente enfocada siempre en terminar la sesión satisfecho y relajado. Deja de lado los pensamientos negativos y céntrate únicamente en estar sereno y relajado, tan sólo debes focalizar tu mente en la armonía de tus movimientos y en cómo das cada zancada empleando el mínimo gasto energético.


El Chi running no consiste en hacer entrenamientos interválicos de alta intensidad, sino que se basa en hacer rodajes suaves y a ritmo conversacional, sin jadear en ningún momento. Con esta nueva forma de correr, puedes pararte -por ejemplo- a oler las flores del campo, es decir, puedes disfrutar del paisaje sin centrarte tanto en las marcas, tiempos, distancias, etc.


Beneficios


Una sesión de Chi running te puede aportar beneficios a la hora de mejorar tus marcas, sí, has leído bien, corriendo a este ritmo pero siendo consciente de cada paso que das(aunque sea con poca amplitud de zancada), conseguirás trabajar tu centro de gravedad y lograrás realizar un mayor número de pasos por minuto, aterrizando con la parte media del pie y aumentando la ligereza y la frecuencia con la que se mueven los mismos.


Esta forma de correr suele ser rechazada por el mundo occidental, pero no por el método, sino por la inclusión de esta filosofía vital o religiosa. Debes extraer lo que consideras mejor de esta nueva tendencia y saber aplicarlo a tu estilo de correr.


Si quieres saber más puedes leer el libro Chi Running, un libro de Danny y Katherine Dreyer que te enseñará a profundizar en la técnica. Pero no sólo leyendo dominarás la técnica: es mucho mejor contar con algún maestro que te ayude a llevarlo a cabo. En los talleres de Chi Running te grabarán corriendo, te enseñarán a posicionar hacia adelante, relajando la parte superior del cuerpo y combinando las zancadas con los pitidos de un metrónomo para acelerar tu cadencia. Uno de los ejercicios supone pedalear en el aire con los pies. El proceso de aprendizaje no se consiegue de un día para otro, trata de mejorar día a día. La cuestión es empezar a sentir el movimiento correcto y los cambios irán llegando poco a poco. El principal cambio es la cadencia de zancada: lo más recomendable es 170-180 pasos por minuto.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - Black Circle
  • Negro del icono de Instagram

© 2023 by T-MARKET. Proudly created with Wix.com

iPhone6Carrier_BlogPost_1000x500
19103923_4322
article-1170253-03FCCDE5000005DC-278_634x411
30459698.n0slu6dfce
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now