Cómo evitar ampollas en la parte interna del pie por correr

¿Cómo se forman las ampollas?


Las ampollas en los pies se forman al producirse un roce entre la media, la zapatilla de running y la piel del pie. La causa principal de la fricción son las costuras duras, las arrugas de las medias, suelas que no se adaptan o la propia zapatilla. Si la piel se irrita (por ejemplo, al producirse la rozadura) durante un periodo de tiempo prolongado, se acumula fluido bajo la piel formando la ampolla. Un daño profundo en la piel también puede llevar a ampollas de sangre. Éstas pueden llegar a ser tan dolorosas que hacen imposible el continuar corriendo.


Zapatillas para correr

Para reducir tu riesgo de desarrollar ampollas en la parte interna del pie mientras corres, asegúrate de que tu pie se ajuste bien dentro de la zapatilla. Demasiado o muy poco espacio incrementa la posibilidad de que tu pie roce contra el lado del zapatilla. Nunca hagas carreras extensas con zapatillas nuevas. Acomoda despacio tus zapatilla llevándolos una hora más o menos a lo largo del día; mantén tus carreras breves hasta que tus pies estén cómodos y ajustados en las zapatillas. Una corta carrera de prueba también puede ayudarte a identificar posibles defectos de fábrica o malformaciones en la zapatilla que puedan irritar tu pie.


Cuando compres zapatillas para correr, hazlo a la mitad del día, cuando tus pies experimentan una hinchazón natural. Lleva medias que llevarás durante tus carreras, para ayudar a medir el ancho y la talla de la zapatilla adecuada. Mide ambos pies y compra tallas en concordancia. Pruébate ambas zapatillas y asegúrate de que no haya defectos de fábrica dentro de la pared de la zapatilla que interfieran con la colocación y la comodidad de tu pie. Comprueba que la zapatilla no roce de forma incómoda contra ninguna parte del interior del pie.




Como prevenir las ampollas

A continuación listaremos una serie de útiles consejos para prevenir este problema:


-Utiliza medias anti ampollas las medias de fibras sintéticas alejan la humedad de la piel. El algodón es ligero pero retiene agua. El algodón drena pésimamente la humedad que se genera al correr y no mantiene tus pies frescos y secos. Este material absorbe el sudor y genera fricción contra tus pies que como puedes imaginar el resultado será la aparición de las temidas ampollas. Medias técnicas de correr a comparación están fabricados en materiales que permiten al pie mantenerse fresco, evacuar el sudor y la humedad, y mantener a raya las costuras por el diseño sin ellas de su estructura. Hay medias reforzados en la parte frontal y del talón que reducen la fricción (ej. Medias Swiftwick).


-Haz tu piel a prueba de agua: cubre tus pies con vaselina, al hacerlo crearas una especie de escudo protector entre tu piel, la media y la humedad. Se aconseja que se aplique vaselina por todo el pie antes de empezar a correr, en la planta, entre los dedos y también en la parte superior. Si te suelen sudar mucho los pies, ponte polvos talco en las ocasiones en las que no entrenes, o bien si la opción de la vaselina no te convence


-Doble media: Si tu calzado no tiene un ajuste perfecto, con un par extra de medias se puede solucionar, así evitaras que tu pie se deslice en el interior reduciendo la aparición de ampollas. Usa dos pares de medias para que la fricción ocurra entre las medias y no entre tu piel y la media.


-Aunque solamente conozcas la clásica manera de atar las zapatillas, existen diversas técnicas que puedes experimentar- puedas aprenderlas a través de vídeos de YouTube- y comprobar si obtienes los resultados deseados.


Para empezar, prueba a atarte las zapatillas hasta el último de los ojales para evitar que tu talón se desplace hacia arriba y abajo. A cada lado de la zapatilla, haz un círculo con el cordón por el último agujero, pasa el cordón de un lado e introdúcelo por el círculo del contrario. De esta manera,lograrás un plus de sujeción de tu pie y un óptimo agarre de la lengüeta. En definitiva, con esta lazada sujetarás más fuertemente la zapatilla a tu pie y evitarás que el talón se desplacer.


-Córtate bien las uñas, pero tampoco en exceso: correrías el riesgo, en este caso, de que al crecer la uña se te incrustara en la piel.


-Si estrenas plantillas hechas por un podólogo, póntelas poco a poco, no salgas a correr con ellas el primer día 20 kilómetros, por ejemplo. Has de "dejar" que el pie se adapte a ellas paulatinamente.



Cuidado de ampolla

Mantén la ampolla intacta si no duele demasiado y no ha reventado ya, pues la piel actúa como capa protectora natural para mantener fuera las bacterias y la suciedad, de acuerdo con expertos. Cubre una ampolla pequeña con una venda adhesiva; cubre una grande con una gasa porosa con cubierta de plástico que absorba la humedad.


Aunque las ampollas suelen curarse solas, puedes aliviar el dolor o la presión. Lávate las manos y la zona de la ampolla con jabón y agua, y después pásale alcohol de frotar. Usando una aguja esterilizada, pincha la ampolla cerca de su borde para drenar el líquido, pero no toques la piel de arriba. Aplica crema antibiótica en la ampolla y después cubre con una venda. Después de varios días, recorta toda la piel muerta alrededor de la ampolla en curación, vuelve a aplicar crema antibiótica y pon un vendaje nuevo.


Consideraciones

Contacta con tu doctor si la ampolla desarrolla pus, enrojecimiento, dolor en aumento, piel caliente u otras señales de infección.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - Black Circle
  • Negro del icono de Instagram

© 2023 by T-MARKET. Proudly created with Wix.com

iPhone6Carrier_BlogPost_1000x500
19103923_4322
article-1170253-03FCCDE5000005DC-278_634x411
30459698.n0slu6dfce
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now