¿Cuándo cambiar las zapatillas para correr?

Las zapatillas se gastan con el uso y la no renovación puede hacer que la biomecánica de la carrera se vea afectada, así como las articulaciones y el pie debido al desgaste de la amortiguación y demás materiales de sostén que posee el calzado.


Por eso, hay dos formas de identificar cuándo debemos cambiar las zapatillas para correr, una de esas es contabilizar los kilómetros, pues por regla general las zapatillas durabilidad máxima de las se encuentra entre los 800 y los 1.000 kilómetros. (Zapatillas voladoras de competición son entre 300-400)


También influye el peso del corredor, como es lógico, puesto que la fuerza que ejerces sobre ellas con cada una de tus zancadas es mayor o menor en función de tu masa corporal. Otro de los aspectos importantes a tener en cuenta para seguir esta 'media' es la superficie habitual sobre la que entrenes, siendo mayor la erosión de la suela en terrenos con piedras que en el tartán, por ejemplo.



Pero si no contabilizamos la distancia que recorremos con nuestras zapatillas, hay otros indicadores de que ya necesitamos un cambio de calzado:

  • Suela desgastada: si al observar la suela de la zapatillas observamos un evidente desgaste estamos ante un indicador de necesidad de cambio, pues ya el calzado no nos sujetará como antes ni nos contendrá al tener un apoyo más fino.

  • Puedes doblar la zapatilla: salvo excepciones como las zapatillas extremadamente flexibles, si puedes doblar perfectamente el calzado casi uniendo la punta con el talón del mismo, indica que la entresuela está gastada y necesita renovación.

  • Poca amortiguación: si te das cuenta que al correr las zapatillas producen un ruido como si golpeara contra la superficie, significa que la amortiguación está disminuida y por lo tanto, no es aconsejable continuar corriendo con ellas.

  • Contrafuerte volcado hacia un lado: el contrafuerte es la parte trasera de la zapatilla que da sostén al talón y contiene al pie evitando la sobrepronación, por ejemplo. Si ésta zona está inclinada hacia un lado y no perpendicular al suelo, es porque ya nuestro uso a afectado su forma y necesita cambio.

  • Calambres, dolores articulares o una excesiva fatiga muscular pueden ser otros indicadores de la pérdida de rendimiento en tu pisada, provocada por la pérdida de propiedades y prestaciones de tu calzado deportivo. Cualquier zapatilla de running tiene un período de vida útil.

Periódicamente recuerda preguntarte si tu calzado necesita renovación y ten en cuenta estos indicadores que te ayudarán a saber cuándo cambiar las zapatillas para correr y así, podrás obtener un movimiento más efectivo y seguro.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - Black Circle
  • Negro del icono de Instagram

© 2023 by T-MARKET. Proudly created with Wix.com

iPhone6Carrier_BlogPost_1000x500
19103923_4322
article-1170253-03FCCDE5000005DC-278_634x411
30459698.n0slu6dfce
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now