La crioterapia. ¿Qué es y cómo me puede ayudar?

¿Qué es la crioterapia? Es un tipo de termoterapia superficial basada en la aplicación de frío, produciendo una vasoconstricción, estimulando la musculatura lisa de los capilares arteriales disminuyendo el edema y la inflamación, y un efecto analgésico al disminuir la velocidad a la que viajan las señales dolorosas a través del nervio periférico. La primera fase de reparación de un tejido es la inflamación, por lo tanto, necesitamos de la inflamación para que nuestra lesión se recupere, el objetivo de la aplicación del hielo es que se produzca una inflamación controlada, evitando que se produzca lo que se conoce como “lesión hipóxica secundaria” por un edema exagerado afectando incluso a tejido que no está lesionado, además de aumentar el dolor por compresión e irritación de las terminaciones nerviosas de la región.


¿Cómo se aplica el hielo tras una lesión aguda?


En primer lugar, comprobar que no hay heridas en la zona que se aplica. Colocar sobre la piel una protección como un paño fino. Si la aplicación se hace con cold-pack o bolsa de hielo, no más de 20 minutos, para no producir quemaduras y para no tener el efecto contrario por una exposición excesiva, de 2 a 4 veces al día las primeras 48-72 horas. Si la aplicación es de criomasaje (masaje con un cubito de hielo), no superar los 10 minutos, aunque será en función de la cantidad de área donde se aplique, también 2-4 veces al día. El riesgo mas frecuente por una mala aplicación es la de provocar una quemadura en la piel por una exposición excesiva del frío. Otra forma de aplicar la crioterapia y comenzar la recuperación de una lesión, es mediante la criocinetica, consiste en la aplicación de crioterapia con la realización de ejercicios durante o después de la aplicación. Normalmente usando la técnica de inmersión durante 20 minutos y provocar analgesia para posteriormente poder hacer duante 2 o 3 minutos movilizaciones sin dolor y romper el ciclo dolor-impotencia funcional-edema-dolor. El procedimiento es sencillo, consiste en sumergir el cuerpo, hasta la altura de la cintura, en agua fría, entre 10 y 15 grados. En invierno es fácil de lograr esta temperatura ya que el agua corriente puede llegar a estar así. En verano debe recurrirse al agregado de hielo. Una vez enfriada el agua, el tiempo sumergido debe ser de 10 a 20 minutos, para lograr una acción en profundidad. Es interesante conocer cual es la secuencia habitual durante la aplicación de hielo: -Frio -Dolor profundo. -Estabilización del dolor. -Pinchazos. -Adormecimiento. -Ligera analgesia. La explicación de por qué solemos notar dolor tras los primeros minutos del frío no están claras todavía pero parece ser que es por una diferencia de temperatura importante y por un espasmo vascular estimulado por receptores que controlan el dolor.


¿En qué situaciones debo aplicar hielo? Siempre en lesiones agudas, como un esguince de tobillo, roturas musculares, contusiones, artritis, etc. No se debe aplicar en lesiones crónicas como tendinopatías, sobrecargas musculares, donde nos interesa una mayor actividad metabólica.

No aplicar en personas con hipersensibilidad al frío, algunas enfermedades vasculares o en zonas donde ya existen alteraciones de la sensibilidad. Como consejo práctico, deciros que el hielo machacado es mas seguro, dura mas tiempo y enfría mas que el cold-pack. La aplicación de un vendaje compresivo refuerza el enfriamiento y retrasa el calentamiento de la zona. Lo que ayuda al deportista a conseguir sobreponerse mejor a la sensación dolorosa inicial.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - Black Circle
  • Negro del icono de Instagram

© 2023 by T-MARKET. Proudly created with Wix.com

iPhone6Carrier_BlogPost_1000x500
19103923_4322
article-1170253-03FCCDE5000005DC-278_634x411
30459698.n0slu6dfce
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now