¿Planificas nuevos objetivos? Algunos factores de tener en cuenta.

No te planifiques de cualquier manera. A la hora de marcarse nuevos objetivos en una temporada o en un año nuevo, es importante tener en cuenta varios factores. Igual que te marcarás objetivos vitales o personales, también debes tener claros tus objetivos en tu deporte.

- Anda de menos a más. El proceso de entrenamiento debe ser fluido y debe atender a las características de la persona. Debemos empezar con poca carga y poco a poco ir aumentándola. Además, es recomendable que esta carga vaya de lo general a lo específico, es decir, en los primeros meses de entrenamiento que prime el volumen sobre la intensidad. Esto lo haremos para crear una buena base que después nos permita mejorar nuestros ritmos.

- Fíjate en ti. Cada persona es un mundo y un mismo entrenamiento no afecta igual a todos. Por ello es importante que las cargas se centren en las características de la persona y que nos marquemos nuestras propias zonas de entrenamiento. Por ejemplo, correr 10k a 5’/km no está dentro de la misma zona para un maratonista que para un velocista. Las zonas de entrenamiento se pueden marcar a partir de diferentes variables (pulsaciones por minuto, ritmos, sensaciones) y con diferentes nomenclaturas (zona 1, zona 2, zona 3, etc; aeróbico ligero, aeróbico medio, aeróbico intenso, etc; respiración baja, respiración media, respiración alta, etc.).

- Incluye entrenamientos de fuerza. Cada vez más deportistas le están dando la importancia que se merece a la fuerza dentro del entrenamiento. Pero muchas veces por falta de tiempo o medios la olvidamos. Es importante que en deportes de resistencia entrenemos la fuerza ya que nos permitirá disminuir los índices de riesgo de lesión, mantener nuestra técnica y favorecer el entrenamiento de resistencia. Sacrificar un entrenamiento de resistencia por uno de fuerza no es dar un paso atrás.

- Juega con la dupla carga-descarga. Como hemos dicho anteriormente, entrenar es aplicar carga, es “lesionar” a nuestro cuerpo de forma consciente. Las mejoras vienen dadas cuando las cargas se asimilan y esto se lleva a cabo cuando descansamos. Por tanto, no podemos pretender que todas las semanas sean de carga, sino que debemos incluir semanas de descarga para favorecer el proceso compensatorio. La dinámica general es 3 semanas de carga 1 semana de descarga, pero esto puede variar dependiendo del deportista, del entrenamiento y la competición.

- No te olvides de los hermanos del entrenamiento: la nutrición y la fisioterapia. Planificar el proceso nutricional y sesiones de fisioterapia (aunque no haya molestias) permitirá aumentar el proceso de entrenamiento y con ello nuestro rendimiento.

Los deportes de resistencia atienden a unos criterios de planificación que queremos seguir si queremos alcanzar nuestro reto. Pero no lo olvides, tú eres único y por ello tu entrenamiento también debe serlo.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - Black Circle
  • Negro del icono de Instagram

© 2023 by T-MARKET. Proudly created with Wix.com

iPhone6Carrier_BlogPost_1000x500
19103923_4322
article-1170253-03FCCDE5000005DC-278_634x411
30459698.n0slu6dfce
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now