Running en verano: entrenamiento cruzado

Para los amantes de la carrera, hoy dejamos otro artículo de nuestro especial sobre running en verano. En este caso, resaltamos la posibilidad que nos da el verano de realizar otras actividades y te proponemos poner en marcha un entrenamiento cruzado.


Sabemos que el entrenamiento cruzado nos permite trabajar con otras disciplinas o actividades diferentes de la carrera para optimizar nuestro desempeño como corredores. Y en verano, las posibilidades son superiores, pues además de poder trabajar en un gimnasio totalmente acondicionado en temperatura para no sufrir el calor, tenemos infinidad de opciones al aire libre.

Es decir, en verano podemos aprovechar para entrenar en el agua, por ejemplo, practicando natación que fortalece espalda y brazos y nos permite trabajar la respiración para mejorar nuestra capacidad aeróbica tan necesaria cuando corremos.


Musculatura


Si sueles correr, ya conocerás la importancia del equilibrio muscular a nivel global del corredor. No solo en el tren inferior del mismo, sino también en brazos (de gran influencia en la técnica) y el conjunto de músculos de la faja abdominal. La natación te proporcionará un buen tono muscular superior, para así incrementar la eficiencia cuando corres. Brazos, deltoides, músculos dorsales, entre otros, serán los trabajados en cada brazada.


Prevención de lesiones


Como hemos afirmado en numerosas ocasiones, el running puede considerarse un ejercicio de elevado impacto articular. No tanto por la gravedad de los choques articulares, sino por al repetitividad de los mismos. Cuando nadas, estos microtraumatismos se anulan y dota a tu cuerpo de otro estilo de ejercicio más sano articularmente hablando. De esta forma estarás previniendo, de forma directa, la aparición de las lesiones más típicas en corredores. Tu rendimiento permanecerá intacto, sin tener que parar durante largos periodos de tiempo.


Resistencia


No pararás de entrenar tu capacidad aeróbica, puesto que la natación tiene unas solicitudes energéticas equiparables a los esfuerzos de nuestro metabolismo cuando corremos. Un buen plan de natación te hará mejorar tu sistema cardiorespiratorio desde otra perspectiva, dotando de nuevos estímulos a tu organismo. Puedes elegir entre series o tiradas largas en la propia piscina.


Recuperación activa


Dos son los enfoques que puedes darle bajo este concepto. El primero se refiere a una recuperación activa tras una lesión, por el bajo impacto que conlleva. Es una estupenda forma de comenzar a rodar y recuperar las sensaciones perdidas durante el periodo lesivo. Después de la natación, volverás al asfalto con algunos kilómetros acumulados.




Asimismo, podemos entrenar en bicicleta al aire libre, que trabaja mucho los cuádriceps que suelen estar débiles en relación a femorales en quienes corren únicamente. También podemos fortalecer brazos, espalda y piernas si practicamos surf durante las vacaciones o si corremos en el agua, realizaremos un buen trabajo cardiovascular, fortaleciendo piernas con menos impacto y menos riesgo de lesiones.


En verano, podemos aprovechar las mayores temperaturas o nuestros destinos de vacaciones para realizar entrenamiento cruzado y así, mejorar como corredores.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - Black Circle
  • Negro del icono de Instagram

© 2023 by T-MARKET. Proudly created with Wix.com

iPhone6Carrier_BlogPost_1000x500
19103923_4322
article-1170253-03FCCDE5000005DC-278_634x411
30459698.n0slu6dfce
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now