Consejos para sacar tiempo para correr

- Lo primero de todo es decidir si correr ocupa un lugar preferente entre nuestras actividades. Si entendemos que queremos salir a correr un mínimo de 2-3 días entre semana, tenemos que adquirir el compromiso de hacerlo. Intentado darle la importancia que tiene en el calendario y asumiendo que tiene que estar por encima de otras actividades. Por ejemplo, si has decidido que el martes a las 20 vas a bajar a correr, intenta no sucumbir a otros planes que te puedan surgir, bajo la promesa de que ya correrás en otro momento. Luego nunca se cumple.


- Otro consejo es que, si corres después de trabajar, intentes hacerlo lo más pegado posible a tu horario laboral. Si terminas el trabajo a las 18 y te pones el entrenamiento a las 21, lo más probable es que el paso por casa haga que las ganas de correr bajen o aumente la pereza. Si el día de trabajo ha sido duro puede parecer que necesitamos “bajar el pistón” antes de salir a correr. A veces, es mejor bajar ese estrés corriendo. Plantéate que los primeros kilómetros de tu entrenamiento son de relajación y aprovecha para desconectar mentalmente mientras corres. Si intentas desconectar viendo la tele, puede acabar atrapándote el sofá y no te soltará.


- Intenta madrugar un poco más. Si tienes la sensación de que no llegas a todo y que correr por la tarde es más complicado, prueba a levantarte media hora antes y bajar a correr. No quiere decir que por sistema todo tu entrenamiento sea por la mañana, pero si consigues hacer un par de carreritas matutinas a la semana, habrás ganado tiempo por las tardes, lo que a la larga se transformará en más tiempo para hacer tus cosas. - Plantéate qué actividades que te ocupan tiempo pueden ser optimizadas o eliminadas. Por ejemplo, si dedicas a la semana una hora a hacer la compra, alternativas como la compra online pueden ayudarte a quitar cosas de la agenda. Otras actividades como hacer el vago en el sofá mirando las redes sociales puede ser otra cosa a reducir. - Lleva un diario de entrenamiento. Es buena idea que te apuntes en la agenda qué días y horas te reservas para correr, y que lleves un registro de cuáles cumples y cuáles no. A la larga, podrás analizar qué horarios y días son los más frecuentes en tus entrenamientos. Si corres con una app u otro dispositivo que registre tus entrenamientos, hay webs que te ayudan a este análisis, como por ejemplo la de [ SmashRun ], que te dice qué día de la semana y en qué horario sueles hacer la mayoría de tus carreras. Y si entre semana no te ves capaz de sacar más que 1 o 2 días para entrenar, pásate al fin de semana. Correr el sábado y el domingo por la mañana es una forma de que empieces la siguiente semana con el “trabajo hecho”, y que tengas menos presión por salir a correr sí o sí. En definitiva, como en muchas otras cosas en la vida, querer es poder. Si correr es importante para nosotros, tenemos que darle la importancia que se merece, y no poner por delante otras cosas que no nos aportan tanto. Evidentemente, siempre habrá obligaciones que no podamos dejar pasar. En ese caso, hay que buscar nuevos horarios o alternativas. ¡Ánimo con esos entrenamientos!

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - Black Circle
  • Negro del icono de Instagram

© 2023 by T-MARKET. Proudly created with Wix.com

iPhone6Carrier_BlogPost_1000x500
19103923_4322
article-1170253-03FCCDE5000005DC-278_634x411
30459698.n0slu6dfce
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now