Prueba de esfuerzo en Running

No cabe duda que los corredores cada vez estamos más concienciados de la necesidad de realizar pruebas médicas para controlar nuestra salud. Demasiadas malas noticias estamos escuchando últimamente de fatales accidentes que generan alarma social, tanto en el colectivo runner como en la sociedad en general.


Parece probado que una prueba de esfuerzo no evitaría todas las muertes de corredores, pero sí muchas de ellas. Mediante las pruebas de esfuerzo se detectan malformaciones, arritmias y disfunciones que pueden acabar de la peor de las maneras.


Podemos distinguir dos tipos de prueba de esfuerzo en Running:
  • Ergometría: Prueba en la que se va incrementando de forma progresiva la carga (Va aumentando la velocidad del tapiz) y se realiza una monitorización electrocardiográfica continua durante toda la prueba.

  • Ergoespirometría: Es igual que la prueba anterior pero en esta se realiza un control sobre los gases (O2 y CO2) que consumimos y expulsamos para conocer con más certeza los umbrales aeróbico y anaeróbico y el consumo máximo de oxígeno.

Pruebas hay varias y nosotros hemos elegido una prueba con analizador de gases. También llamada ergometría, se trata de correr en una cinta mientras te monitorizan parámetros como el ritmo del corazón, la presión arterial y la capacidad respiratoria durante diferentes niveles de esfuerzo. Permite valorar la salud del paciente en distintos momentos (reposo, esfuerzo y recuperación).


La prueba empieza corriendo a un ritmo suave, prácticamente caminando, y la velocidad se va incrementando hasta llegar al nivel máximo de esfuerzo. Se corre con unos electrodos en el cuerpo para monitorizar la actividad cardíaca con un electrocardiograma continuo durante toda la prueba, así como con una mascarilla conectada a un analizador de gases. De esta forma se mide la cantidad de oxígeno y dióxido de carbono que se intercambia, valoraciones indirectas de la capacidad del corazón para bombear sangre y de los pulmones para oxigenarla. Desde que llegamos al centro hasta que salimos, la duración de la prueba fue de una hora.



Además de cerciorarnos de que nuestro cuerpo está preparado para el esfuerzo, la prueba nos da datos interesantes que servirá para programar mejor nuestros entrenamientos según nuestra frecuencia cardíaca. Y es que nos informarán, entre otros, de nuestro índice aeróbico, anaeróbico y el VO2max. Con estos datos conoceremos la capacidad que tenemos de aguantar un esfuerzo durante un largo periodo de tiempo a baja y a elevada intensidad. Además los umbrales sirven como base de planes de entrenamiento basados en ritmos y frecuencia cardíaca.


¿Cada cuanto es recomendable realizar una prueba de esfuerzo en Running?

Sería conveniente realizar al menos una prueba de esfuerzo en Running al comienzo de la temporada para ver como esta nuestro cuerpo de cara al nuevo año. También sería aconsejable realizarse otra prueba durante la parte central de la temporada para la medición de los umbrales sea más exacta, y así poder ajustar mejor las cargas de entrenamiento.

De hecho, hacerse una prueba de esfuerzo no es algo que sólo deban hacer los atletas de élite y tampoco es algo reservado a los corredores populares que deciden pasarse a la ultra distancia. En realidad sirve para:


- Saber si estás en condiciones óptimas de realizar este deporte (Running)

- Conocer cómo está tu corazón

- Conocer cómo debemos trabajar con nuestra frecuencia cardiaca para mejorar nuestro rendimiento.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - Black Circle
  • Negro del icono de Instagram

© 2023 by T-MARKET. Proudly created with Wix.com

iPhone6Carrier_BlogPost_1000x500
19103923_4322
article-1170253-03FCCDE5000005DC-278_634x411
30459698.n0slu6dfce
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now