Relaja tu cuerpo al correr

Si relajamos cada músculo del cuerpo sin descuidar la postura erguida y la zancada, podemos rendir más, cansarnos menos y reducir el riesgo de lesionarnos a causa de la tensión constante en las diferentes zonas del cuerpo.


Debemos tener en cuenta que la tensión muscular produce un desgaste de energía, casi imperceptible, pero que puede traducirse en mayor fatiga y menor rendimiento. Por eso, es importante relajar el cuerpo al correr.


Para lograr que el cuerpo esté lo suficientemente relajado, es importante entrenar la técnica de carrera, de manera de adoptar la postura adecuada sin exigencias, de manera natural y automática al momento de iniciar el movimiento.


Asimismo, es de gran ayuda realizar un buen calentamiento y estirar después cada músculo para favorecer su relajación antes de comenzar a correr. Así, con los músculos irrigados, será más fácil no correr en tensión.


Por supuesto, si corremos relajados también disfrutaremos más de la carrera, será un momento más placentero, además de más fructífero respecto a rendimiento y entreno.



Los 3 hábitos que te ayudarán

  • Piensa relajado: debemos conocer nuestros puntos de tensión. Esto quiere decir que tendremos que saber si en algún momento de la carrera estamos apretando alguna zona que debiera estar relajada. Los puntos de tensión más comunes que la mayoría de la gente no controla son la maníbula, los hombros y las manos. Si apretamos los dientes, cerramos los puños, tendremos que abrir la boca, tomar una respiración profunda y agitar los brazos para relajarnos.

  • Piensa en la técnica: dejémonos de pensar en los tiempos que debemos hacer para mejorar nuestras marcas y comencemos a darnos cuenta de si estamos utilizando una técnica correcta de carrera. Verifiquemos que los brazos se balancean de adelante hacia atrás y no hacia el pecho. No des zancadas demasiado largas o cortas. No distraigas tu mente y relaja tu cuerpo para que sientas todos sus movimientos.

  • Piensa en tu respiración: contar nuestro ritmo de zancadas es otra forma para distraer nuestra mente y no pensar demasiado. Es algo que nos puede ayudar en la eficacia de nuestra carrera. Un ritmo de 90 pasos por minuto es el ideal, aunque depende del ritmo de carrera y el tipo de competición, así como del momento de la propia carrera. Al respirar debemos hacerlo profundamente desde el abdomen y no desde el pecho. Respira a un ritmo constante y no esporádicamente. Si no te aclaras, mírate nuestro artículo sobre la respiración en carrera.

Una carrera puede convertirse para nuestros cuerpos en una tortura. Sobre todo si no sabemos como llevarla a cabo de la mejor manera. Nuestro cuerpo necesita centrarse en lo que realmente importa, y eso es en el sistema locomotor. Nuestra cabeza, por contra, deberá ir al mismo ritmo que el cuerpo pero sin el batiburrillo de pensamientos que solemos tener en mente durante una carrera. Centrarnos en algo nos ayudará a mejorar nuestro ritmo, tiempos personales y técnica.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - Black Circle
  • Negro del icono de Instagram

© 2023 by T-MARKET. Proudly created with Wix.com

iPhone6Carrier_BlogPost_1000x500
19103923_4322
article-1170253-03FCCDE5000005DC-278_634x411
30459698.n0slu6dfce
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now