Cinco motivos que te harán saltar de la cama para correr.

¿Te cuesta madrugar para correr por la mañana? Hay runners que prefieren entrenar por la mañana, aún en días de diario, cuando tienen que trabajar en su jornada habitual. También están aquellos que, disponiendo del día entero para elegir, generalmente en fin de semana, se decantan por hacer caso a su despertador y salen de la cama temprano para llevar a cabo su hobby.


Pero sabemos que madrugar cuesta. Sin un hábito desarrollado o unos motivos muy fuertes, es fácil caer en la tentación del “media horita más”, para acabar por no levantarnos. Si has decidido que vas a madrugar para correr, aquí te damos el empujoncito que te falta para que lo hagas cada vez que te lo propongas.




-Energía para todo el día

Lejos de agotarte y consumir tus energías para el resto del día (es lo que solemos pensar que pasará, cuando no hemos hecho deporte nunca), si haces ejercicio por la mañana, tu cuerpo y mente estarán más activos el resto del día. Si lo haces antes de tu jornada laboral, notarás que aumentará tu capacidad de concentración y tus energías durarán más a lo largo del día. La dosis extra de endorfinas generadas te ayudarán a encarar con mejor ánimo una dura reunión o un ritmo de trabajo especialmente alto.


-Te ayuda a comer mejor

Aunque en principio correr es un ejercicio que aumenta el apetito, también tiene efectos sobre la sensación de saciedad. Al haber corrido, nuestro cuerpo regula mejor la cantidad de comida necesaria, haciendo que ingiramos menos cantidad y nuestras digestiones serán más óptimas. Después de correr, acuérdate siempre de recuperar las reservas perdidas a base de frutas, frutos secos o pan integral. Al haber corrido, la capacidad de tu cuerpo de metabolizar los nutrientes es mayor, por lo que ayuda a controlar el peso.


-Trabajo hecho no corre prisa

Para muchos de nosotros, más cuando estamos preparándonos para algún objetivo, correr puede convertirse en una necesidad, casi una obligación. Muchas veces, dejarlo para última hora provoca que nos aparezca algo de estrés si salimos tarde de trabajar o tenemos que hacer algo por la tarde que condicione nuestro entrenamiento. En cambio, si desde primera hora de la mañana dejamos los deberes hechos, disponemos de más libertad de horarios para encajar esas otras ocupaciones laborales, familiares o personales.

Adaptación al horario


De la misma manera que los futbolistas cambian sus horarios de entrenamiento para acostumbrarse a los horarios de sus partidos, de cara a participar en carreras no está de más tener el cuerpo acostumbrado a esos horarios. Si cogemos el hábito de correr en horarios similares a los que se realizan las carreras populares, tendremos más entrenado aquello que mejor nos sienta para correr. Hay mucho debate sobre si es mejor desayunar antes o después, o qué tipo de alimentos son mejores. Si corres por la mañana, puedes probar de qué manera se comporta mejor tu cuerpo en función de qué y cómo desayunes.


-Mejor rendimiento

Aunque por la mañana le cuesta más “despertarse” al sistema cardiaco (es más importante un buen calentamiento y empezar poco a poco), nuestros músculos están más receptivos al esfuerzo y tendrán menos cansancio acumulado por la actividad diaria. Si tienes que hacer una tirada más larga de lo habitual, es más posible que haciéndola por la mañana te cueste menos cumplir con tu objetivo.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - Black Circle
  • Negro del icono de Instagram

© 2023 by T-MARKET. Proudly created with Wix.com

iPhone6Carrier_BlogPost_1000x500
19103923_4322
article-1170253-03FCCDE5000005DC-278_634x411
30459698.n0slu6dfce
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now