El ácido láctico y el corredor.

El ácido láctico o lactato es un compuesto químico que participa en diversos procesos dentro del cuerpo; la mayoría del tiempo se ha tenido la idea equivocada que el lactato es un producto de no nos beneficia, pero es incorrecto.

El ácido láctico se produce de forma continua tanto en actividad anaeróbica como en reposo o haciendo ejercicio moderado. Cuando se corre lentamente el lactato circula y es utilizado por tu cuerpo, ya que interviene como intermediario metábolico que colabora como fuente de energía.

Esto quiere decir que el correr lento, provoca que tu cuerpo descomponga la glucosa para obtener energía, siendo un producto positivo. Cuando corremos lento tu cuerpo recicla el ácido láctico en energía y eficientemente expulsa los productos de desecho.

El problema es cuando se inicia a correr a un ritmo más rápido, el cuerpo requiere de más energía, por lo que el ácido láctico comienza a aumentar, provocando que en algún punto no importando el ritmo sea lento o rápido de forma constante, la producción de ácido láctico será demasiada que el cuerpo perderá la habilidad de convertir el lactato de nuevo en energía.

Este punto se le conoce como umbral de lactato, el cual se caracteriza por una elevada cantidad de ácido láctico, una reducción de la fuerza muscular y la velocidad.

Pareciera que el ácido láctico es el evidente problema, pero no es así, sino la acidosis que se origina a la parta del aumento de la producción del ácido láctico.

La acidosis que produce tus músculos no pueden seguir trabajando a la misma intensidad, esto causado por los iones de hidrógeno que interfieren en la generación de energía.

El simple hecho de que el cuerpo no produjera ácido láctico, provocaría que la acidosis se procesara más rápido de lo habitual, generando una fatiga de inmediato.

El ácido láctico es importante para realizar cualquier actividad física, lo que realmente hay que cuidar es la acidosis muscular, para que puedas seguir corriendo mucho más rápido y por más tiempo.

Aquí te dejamos 2 ejercicios para poder hacerlo dentro de tu entrenamiento semanal, después de un buen calentamiento y venir de un día de trote suave por la exigencia de estos ejercicios:

RITMO DE CARRERA 20-60 MINUTOS

Entrena ritmo de carrera a tu paso de media maratón sostenido, parte con entrenarlo por 20 minutos sin pausa, y de apoco en los próximos entrenamientos aumenta el tiempo, ideal llegar a 60 minutos.

Si te cuesta mucho hazlo en intervalos de 1500mt con descanso 3 minutos entre series.

Es importante medirse en una media maratón cada cierto tiempo o ir testeando el ritmo, ya que lo más seguro irás mejorando tu velocidad con este ejercicio, y es importante tener una referencia del nuevo paso que debes entrenar para ir evolucionando.

FARTLEK

Fartlek es una muy buena manera de subir el umbral y no sufrir tanto en relación con los trabajos de ritmo de carrera que son más agotadores.

La técnica es hacer en un trote cambio de ritmos constantes para lograr el objetivo. Debes después de 2-3km de trote de calentamiento hacer cambios corriendo a ritmo de media maratón y trote regenerativo en los descansos activos.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - Black Circle
  • Negro del icono de Instagram

© 2023 by T-MARKET. Proudly created with Wix.com

iPhone6Carrier_BlogPost_1000x500
19103923_4322
article-1170253-03FCCDE5000005DC-278_634x411
30459698.n0slu6dfce
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now