Beneficios de Fortalecer el "Core"

January 21, 2019

Tal y como su propio nombre indica, el core es el núcleo de músculos de nuestro cuerpo. Esto es así porque incluye todos los músculos de la zona media y de ellos obtenemos la mayor cantidad de fuerza para movernos. Además, son los encargados de sostener nuestro cuerpo, junto con la espina dorsal.

 

No existe una definición exacta que describa cuáles son exactamente todos los músculos que incluyen el core. Sin embargo, se dice que incluyen los músculos que componen los abdominales, la cadera y la espalda baja (lumbares, pelvis, glúteos y musculatura profunda de la espalda)

 

¿Por qué es importante que esos músculos estén fuertes? ¿Qué funciones cumplen? Los músculos abdominales nos ayudan a respirar correctamente, protegen nuestros órganos internos y sirven como apoyo postural. Los de la cadera nos dan la estabilidad que necesitamos para realizar los movimientos básicos del día a día. Mientras que los de la espalda baja son esenciales para que podamos mantener una postura adecuada.

 

La función más importante de este grupo de músculos es la de dar estabilidad al cuerpo para cualquier tipo de movimiento que realicemos. Es, por tanto, la zona de control corporal y postural que nos da el equilibrio que necesitamos para realizar cualquier tipo de tarea.

 

Beneficios del Fortalecimiento de los Músculos del Core

Todos los programas de entrenamiento de cualquier deportista deberían incluir ejercicios para fortalecer el core. Un core fuerte es la clave para conseguir una mayor eficiencia en los movimientos.

 

Al dar mayor potencia al corredor ayudarán a mejorar su rendimiento físico y evitar al máximo la aparición de lesiones. Veamos ahora todos los beneficios de un core bien fortalecido.

 

#1. Mayor Equilibrio y Estabilidad

Cuando corremos necesitamos equilibrio y estabilidad. Piensa que nunca tenemos los dos pies en el suelo, uno siempre está en el aire a cada zancada. Eso significa que nuestro cuerpo necesita que la musculatura del core sea capaz de ayudarnos a mantener el equilibrio y no caernos mientras corremos.

 

Por eso, unos músculos del core bien fortalecidos nos proporcionarán la contención y firmeza extra que necesitamos para movernos ágilmente durante una carrera. Y lo que es aún más importante, sin lesionarnos.

 

#2. Mejor Economía y Eficiencia

Un corredor con una buena economía es aquel que ahorra energía. Es decir, que es capaz de correr usando solo los músculos necesarios para la carrera y que requiere de menor cantidad de oxígeno cuando corre a un ritmo determinado.

 

Tener un core débil supone correr con una técnica deficiente y un trabajo poco efectivo. Esto es debido a que se ejercitan algunos músculos de forma innecesaria para compensar el impacto y los balanceos. Por tanto, fortaleciendo el core conseguiremos mejorar nuestra forma al correr, lo que nos dará una mayor eficiencia y economía.

 

#3. Reducción de la Fatiga y Mejora de la Respiración

Como ya te hemos comentado, el hecho de utilizar solo los grupos musculares del core y evitar el uso de músculos innecesarios contribuirá a un menor gasto energético. Esto también resultará favorable para mejorar nuestra respiración al correr.

 

Lograremos un mejor aprovechamiento del oxígeno que necesitan nuestros músculos para correr y, como consecuencia, podremos correr más tiempo o a mayor velocidad antes de empezar a fatigarnos.

 

#4. Menor Probabilidad de Lesionarse y Padecer Molestias

Con cada zancada que realizamos al correr, nuestro cuerpo y nuestra espalda reciben un impacto. Esto ocurre de forma repetitiva durante todo el entrenamiento y puede resultar un problema para un core débil. Fortalecer los músculos del núcleo de nuestro cuerpo le dará a nuestra espalda la firmeza y contención necesarias para nuestra espalda baja no sufra.

 

De hecho, dolor de espalda y de la zona lumbar es una molestia habitual entre corredores principiantes, pero puede evitarse. Recuerda que un core fuerte y balanceado nos ayudará a correr con la postura adecuada y reducir al máximo la posibilidad de padecer dolores o lesiones más graves.

 

#5. Mejora del Rendimiento

Una zona media fuerte significa una columna sólida y estable mientras corremos. Cuanta más estabilidad y firmeza le demos a nuestra espalda, más efectivos serán nuestros movimientos.

 

Esa potencia extra nos ayudará a correr más y conseguir mejorar nuestro rendimiento como corredores. De hecho, según un estudio realizado en la Universidad de Barry (Florida), afirma que es posible correr más rápido después fortalecer el core.

 

El estudio fue realizado a 20 corredores que realizaron un programa de entrenamiento durante 6 semanas y que vieron reducidas sus marcas hasta en 47 segundos corriendo 5.000 metros.

 

 

 

Fortalece el Core, Pero Cuida la Postura

Cuando realices abdominales o ejercicios de fortalecimiento del core debes prestar atención en cuidar la postura. Sino no solo no resultarán para nada efectivos, sino que además pueden provocar alguna lesión innecesaria.

 

Recuerda no elevar demasiado el tronco hacia arriba ni tampoco la zona lumbar. Debes realizar la fuerza con los abdominales y glúteos para no dañar tu espalda ni tu cuello. Por otro lado, para que la zona cervical no sufra, sujeta la nuca con las manos. Tampoco cierres demasiado los codos para te veas obligado a girar más el tronco y que el ejercicio resulte más intenso y, por tanto, más efectivo.

 

Si aun así ves que no eres constante con tus entrenamientos puedes cambiarlos por asistir a clases de Yoga o Pilates. Estas disciplinas son ideales porque se basan en realizar ejercicios para fortalecer la zona media de tu cuerpo. Lo bueno es que contarás con la ayuda de un monitor que corregirá tu postura si no la ejecutas correctamente.

Please reload

Featured Posts

Como eligir tus zapatillas de correr

August 23, 2016

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive