Normas de educación en plena carrera

February 1, 2019

Si en anteriores artículos empezamos a exponeros algunas normas básicas de educación en carrera, ahora seguimos ofreciéndote algunas pautas para que, cuando corras, puedas disfrutar de una experiencia magnífica, pero además también puedas generar buen clima allá por donde pases.

 

Nuestro deporte, aunque pensemos lo contrario, es un deporte colectivo. Vale que no vayamos en equipo, pero sí que vamos en compañía. Con unos cuantos gestos de educación, le harás la carrera más agradable, placentera y honesta a los demás corredores populares.

 

- El publico. No está de más devolver los gestos de apoyo que te dediquen las personas que están viendo la carrera. Cuando vayas corriendo y te animen, piensa que quien lo está haciendo es gente anónima que no te conoce y que te está dedicando sus palabras de aliento. Si vas bien, sonríeles y dales las gracias. Si vas rápido o el cansancio hace mella, con que levantes el dedo pulgar o un leve gesto de la mano, será suficiente.

 

- Avisa cuando haya un obstáculo en la calzada. Cuando vayas corriendo y te encuentres una grieta, un banco, un bordillo o un agujero en la calzada, por ejemplo, avisa a los corredores que vienen detrás. En ocasiones somos tantos que es complicado percibir estas trabas. Señálalos con el brazo y, si puedes, da un aviso con la voz para que los corredores que vienen detrás se percaten. Así evitaremos posibles golpes, caídas o lesiones.

 

- Cuando veas que alguien se encuentra mal y se para, interésate por él. Recuerda que no competimos por ganar un título mundial. Puede perder unos segundos interesándote por la salud de un compañero, aunque no lo conozcas.

 

- Cuando adelantes a alguien que va andando, dedícale una palabra de apoyo. Te pasará, sobre todo, en pruebas de larga distancia. Llega un momento que algunos corredores no pueden más y que aflojan el ritmo mucho o incluso caminan. La gran mayoría abandonará salvo que tenga alguna lesión, quiere llegar a meta. Cuando pases a su lado, y a pesar de que también vas con el cansancio a cuestas, una palabra de motivación siempre viene bien. ¡Venga!, ¡Ánimo! ¡Va, que ya llegamos!

 

- No tires al suelo los geles y otros deshechos de posibles alimentos que hayas llevado a la carrera. Una norma de especial prevalencia en la montaña. Si has sido capaz de llevarlo encima hasta la mitad o el final de una carrera y allí te sirve para llenarte de energía, también eres capaz de no tirarlo al suelo y volver a guardar el envase vacío en el mismo lugar.

 

- Las trazadas. No te cruces innecesariamente. En cada carrera se juntan centenares de trazadas, una por corredor. Es casi un milagro que no nos vayamos golpeando los unos contra los otros. Tenlo en cuenta especialmente cuando vayas a tomar algún tipo de curva. Aunque creas que tengas ganada la trazada, puede venir algún corredor por detrás más rápido que tú. Dedícale solo una décima de segundo a ampliar la mirada al lado donde vas a girar con la finalidad de no entorpecer a nadie ni chocar contra otro corredor. En las rectas tampoco te cruces innecesariamente y, si lo haces, cerciórate de que no viene nadie.

 

 

 

- Dentro de tus posibilidades, choca manitas. Siempre está bien que si algún niño del público te ofrece su mano para chocarle, le devuelvas el saludo. El pequeño lo recordará, seguro. Para ellos los corredores son unas estrellas del deporte, y se sienten orgullosos de chocaros. Eso sí, ojo con entorpecer la trazada de otro participante.

 

- No recortes. Es un gesto de honestidad contigo mismo pero también con el resto de corredores. Sigue la carrera por el trazado correcto, no aproveches las curvas para recortar. Si compites en un 10k, por ejemplo, haz 10.000 metros, y no 9.995.

 

- Da siempre las gracias a los voluntarios. Son gente que te dedica su tiempo. Sí, te lo dedica a ti. Te dan el dorsal, la camiseta, cortan las calles, te dan el agua. Y todo, por nada a cambio. Nada más que la satisfacción de contribuir al deporte. Dedícales una sonrisa y un “gracias”.

 

- Si te coges a un grupo y decides seguir con ellos una parte de la carrera, no está de más saludarles. Dedícales alguna palabra. Generará un buen clima. Suele suceder en carreras en las que hay poca gente o en tramos en los que vas más rápido. Muchas veces hay un grupo pequeño de corredores y te unes a ellos. Te sentirás mejor que corriendo solo. Puedes corresponderlo.

Please reload

Featured Posts

Como eligir tus zapatillas de correr

August 23, 2016

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive