Split negativo para mejorar los tiempos en maratón o medio maratón.

May 15, 2019

Hay muchas técnicas de entrenamiento y estrategias para mejorar los tiempos de carrera, entre ellas, una de las que ha cobrado relevancia en el último tiempo es el split negativo, debido a que muchos deportistas lo han utilizado para triunfar en sus maratones.

 

¿Qué es un split negativo? Se trata de correr en la segunda parte de una carrera a ritmo más rápido que durante la primera. Esto por supuesto, requiere de una preparación específica y no es fácil de lograr, pero puede contribuir en gran medida a mejorar los tiempos en maratón.

 

El split negativo no es fácil de implementar, ni siquiera para los deportistas muy bien entrenados, pues resulta muy difícil contener a un corredor lleno de energía al comienzo de una carrera en una velocidad determinada. Por lo general, cuando creemos que podemos dar más, a eso queremos llegar, pero finalmente no podemos exigirnos más que antes, sino que involuntariamente nuestra velocidad se reduce.

 

Además, la deshidratación y el ácido láctico se acumula conforme avanza la carrera, lo cual juega en contra de esta velocidad mayor que buscamos en la última parte de la maratón. Por eso, para realizar un split negativo se requiere tener cierto nivel de entrenamiento y prepararse específicamente para aplicar esta estrategia.

 

Para los corredores experimentados, el split negativo puede ser de mucha ayuda en las competiciones, pero nunca deben olvidar el entrenamiento previo a la prueba para lograrlo y además la importancia de controlar impulsos, de hidratarse correctamente y nutrirse adecuadamente para rendir al máximo hasta el último minuto de carrera.

 

 

 

Pero cuidado, que los cambios de ritmo frenéticos tampoco son una buena estrategia. No se trata de ir mucho más lento al principio y rematar en el tramo final. En este sentido, diversos estudios concuerdan en que el mejor resultado se obtiene invirtiendo un 51% de tu tiempo final en los primeros 21 kilómetros y un 49% en los segundos.

 

Siguiendo estos parámetros, y a modo de ejemplo, podríamos decir que para correr una maratón en 3 horas con 30 minutos final, deberíamos pasar la primera media cerca de 1 hora 46 minutos, y dejar la segunda para un tiempo de 1 hora 44 minutos, es decir un cambio de velocidad relativamente leve. De hacerlo de una manera más brusca, el riesgo de chocar contra el temido "muro" faltando cerca de 10 kilómetros para el final, sería demasiado alto ya que el cuerpo al sentir esa fatiga te lo hará notar.

 

Pero más allá de que optes por esta u otra estrategia, hay que tener siempre en claro que en una prueba como el maratón o medio maratón es sumamente importante tener un plan claro de carrera.

Please reload

Featured Posts

Como eligir tus zapatillas de correr

August 23, 2016

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive