Táctica de carrera: Empezar despacio y acabar esprintando.

Cada uno tiene su forma de hacer las carreras y, por supuesto, depende de lo que queramos conseguir en una competición. A mí me interesa superarme a mí mismo, por lo que la presión no es muy grande, por eso elijo mi táctica particular: empezar tranquilo y acabar esprintando.


Con el paso del tiempo uno aprende a escuchar a su cuerpo y yo he aprendido que el mío tarda unos minutos en arrancar. No es que haga una carrera cada fin de semana, pero sí que me suelo preparar algunas a lo largo del año. Y he acabado por comprobar que necesito ir en progresión para que todo vaya bien.


Confieso que también he sido de los que empezaba muy rápido por eso de no perder posiciones, pero a mitad de carrera me pasaba factura. Al final opté por comenzar tranquilo e ir poco a poco, notando como en línea de meta hacía prácticamente tiempos similares que en tácticas anteriores, pero las sensación era de sufrir mucho menos.


Otra de las razones por las que he optado por correr en progresión es porque cuando llevas 2-3 kilómetros comienzas a "recoger cadáveres", y eso es algo que motiva. Cuando te pasas gran parte de la carrera adelantando gente que empezó muy rápido, psicológicamente es algo que se nota y te ayuda a tirar, camuflando la fatiga.


Y mi razón favorita para ser un poco conservador en las carreras: me encanta esprintar en el último kilómetro. Porque te queda esa sensación de acabar habiéndolo dado todo. No es lo mismo acabar una carrera fatigado arrastrándote hasta llegar a meta que esprintando con buenas sensaciones.


Al final, como les digo, mis tiempos en carrera no varían mucho de una táctica a otra, pero sí que las sensaciones son mucho mejores yendo en progresión. Noto como mis piernas y corazón se van entonando poco a poco y pueden responderme si les voy exigiendo un poco más. Eso, junto con la sensación de que siempre vas adelantando gente y que puedes acabar muy fuerte, son las razones por las que casi siempre me decido a correr de este modo.





Ejemplo de entrenamiento:


El entrenamiento que indicamos aquí te ayudará a alcanzar un mejor sprint.

Calienta unos 20 minutos y realiza, cuatro veces, la siguiente secuencia:

>400 metros a un ritmo de unos cinco segundos por kilómetro superior al habitual en la carrera de 10K.

> 400 metros a paso suave.

> 300 metros al ritmo de un 3,000 a tope.

> 300 metros a trote suave.

> 200 metros a ritmo de un kilómetro a tope.

> 100 metros a tope.

> 100 metros a velocidad suave.


4 repeticiones

Finaliza con 800 metros de trote muy suave y 15 minutos de estiramiento.

Total: 8 kilómetros


¿Y ustedes, qué táctica utilizan?

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - Black Circle
  • Negro del icono de Instagram

© 2023 by T-MARKET. Proudly created with Wix.com

iPhone6Carrier_BlogPost_1000x500
19103923_4322
article-1170253-03FCCDE5000005DC-278_634x411
30459698.n0slu6dfce
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now